Vida

18/02/2017

Te veo pasar. A veces cabizbaja. Otras veces irradiando fortaleza. ¿La realidad? Solo una. El día a día. Los momentos perdidos. Los momentos disfrutados. Los momentos recordados. Y los momentos añorados. Todo suma y sigue. Todo se enfoca en la misma dirección. Todo y nada. Un todo imparable, pero con una meta fin y con un cuándo opaco.

¡Basta ya! Pero no basta; falta.