As de corazones

23/04/2017

No puedo. La carta está sobre la mesa y no hay as bajo la manga que pueda ayudar a escapar. Ese comodín ha sido utilizado muchas veces con éxito y mesura, pero es hora de voltear la senda. De asmiliar, aceptar, defender y gritar. Estar orgulloso, saltar como lo haría un puma ávido por cazar a su presa y/o sentirse libre en su bioma natural. No podemos volver atrás porque ayer éramos personas distintas. ¿Lo éramos? Y lo era. Como bien dijo Dumbledore “tiempos difíciles se acercan Harry. Muy pronto todos tendremos que decidir entre lo que es correcto y lo que es fácil”. Pero ¿qué es lo correcto? Sinceramente, jugar la última carta: un as de corazones que ha marcado un punto y seguido en esta, nuestra historia.

Anuncios

Vida

18/02/2017

Te veo pasar. A veces cabizbaja. Otras veces irradiando fortaleza. ¿La realidad? Solo una. El día a día. Los momentos perdidos. Los momentos disfrutados. Los momentos recordados. Y los momentos añorados. Todo suma y sigue. Todo se enfoca en la misma dirección. Todo y nada. Un todo imparable, pero con una meta fin y con un cuándo opaco.

¡Basta ya! Pero no basta; falta.

Me hiciste perder el tiempo. O eso pensabas. Así me lo hiciste ver, fingiendo vivir una realidad que para nada era lo que querías. Por aquél entonces hablaba tu ser (ir)racionalidad, hablaban tus prejuicios y tus planes infelices de futuro. Unos planes sedimentados en una lejanía desértica y fría, marcada por una rutina banal pero aceptada por tu entorno. Un lugar en el que tú mismo dijiste que “no serías feliz” pero estarías aceptado. Un conformismo lleno de dudas e inseguridades que se terminaría desmoronando sin darte la opción a volver atrás.

¿Cuán caro es el peaje hacia tu felicidad?

Nuestro tiempo es ahora, nuestro disfrute es ahora, nuestra felicidad es ahora. No dentro de un segundo.

Pero dudabas…