30 minutos

13/05/2017

“‘A veces, 30 minutos es más que suficiente”

Fue algo circunstancial pero intenso. “30 minutos sin más” de armonía emocional con calidad en los besos y en las llamadas. ¿Qué pasó? Todo empezó a desinflarse a un ritmo lento pero imparable. Con el pecho encogido empiezas a hacerte pequeñito cuando eso tan especial que tenéis pasa de una intermitencia a un apagón fulminante. Pero esto no fue para nada una sorpresa. Nuestras sendas se separaron en ese momento en el que tirados en la cama hablábamos cogidos de la mano, pero de caminos diferentes. Siempre pasa, unos vienen, otros se van, pocos se quedan y vuelta a empezar. Personas que sin proponérselo marcan un momento circunstancial en nuestras vidas que termina con una mirada sincera y cariñosa y un apenado adiós que, fulminante, acaba con los hasta mañana.

Te necesité. Me necesitaste. Gracias por todo lo compartido. Es lo único que se puede hacer en este momento. Empaparse de los recuerdos, de los besos en la nuca y las respiraciones unísonas. Porque hubo un momento que actuamos al unísono para caminar juntos, un camino que se separa y se cubre de niebla allá en la lejanía. Pero ¿se vuelven a cruzar?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: