Sucia rata callejera

16/03/2016

Intentaste engañarme para tu propio beneficio cuando la situación así lo quiso. Un beneficio efímero que seguro terminará yaciendo con el paso de los días, lo sé. Pero me di cuenta y lo único que resonaba en mi mente era eso de “sucia rata callejera” como le dirían a Aladdín. Porque al principio pensé que lo que decías tenía sentido y venía con buenas intenciones. Pero a los pocos minutos no hubo nada que añadir, tu mismo te delataste y me llegaste a provocar tanto asco, que el empacho de emociones no provocó otra cosa que caer al vacío de la realidad. Una realidad, que para no mentirnos duele, que suena con eco de esperanza pero que al mismo tiempo me hace pasar página. Unas páginas de un libro deteriorado pero bonito, con sentimientos encontrados; sentimientos de verdad. Pero al fin y al cabo, sentimientos devastados, pues en respuesta a lo que en su día dijo Aladdín: “¿Confías en mi?”, ¿Saltar? No salto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: