Desbordado

16/11/2014

Te dejas llevar violentamente, como la corriente que discurre por un río sin cauce. Te chocas con todo aquello que se encuentra en tu camino y no eres capaz de frenar tal viaje. En algún momento de la senda te desbordaste, no supiste controlar lo venidero y rebosaste. Quisieras ser parte de aquel río que al mirarlo transmite paz, tranquilidad, cuya agua cristalina se suma al plácido cantar de los pájaros y a unos bellos colores de las flores, que completan un perfecto círculo cromático. Pero no es así, te desviaste sendero abajo. La velocidad te puede y solo ves rocas y arena, ahora convertidas en fango debido a tu paso por ellas. No sabes cuando pararás, incluso sientes vértigo por no saber dónde vas a terminar. Pero en el fondo estás entusiasmado, desbordado, pero entusiasmado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: