No se debe volver

28/04/2014

Hace unos días alguien que estaba leyendo la segunda parte de la trilogía del Baztán: “Legado en los huesos”, compartió la siguiente cita:

Había leído en alguna parte que no se debe volver al lugar donde se fue feliz, porque esa es la manera de comenzar a perderlo, y suponía que el autor de aquella frase tenía razón. […] Era un buen consejo para quien tenía más de un lugar al que volver.

Pero ¿No se debe volver? ¿O tal vez si? ¿…?

Imagino que me llamó la atención porque es una cuestión que me he planteado más de una vez. De hecho hay muchos lugares que me hicieron muy feliz, a los que aun no he vuelto de la misma manera en la que viví aquellos momentos. A pesar de conocerlos perfectamente he decidido seguir otros caminos y dejar aparcadas las baldosas amarillas, para crear nuevos senderos que peregrinar. Y quizás sea por eso mismo, por no querer perder aquello que fue tan especial. Por no querer volver a vivir ese recuerdo que ya se ha arraigado como algo invencible al paso del tiempo. Lo pasado, pasado está. Me queda la satisfacción de esos días, de esa reminiscencia tan cautivadora.

Ahora miro al horizonte y me dejo llevar. Enmarco una sonrisa cada vez que recuerdo esos lugares que me hicieron feliz y miro con optimismo y expectación aquellos que están por venir. ¿Quién sabe dónde pararé dentro de unos meses?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: