El café de las cuatro

28/01/2014

El café de las cuatro se ha pospuesto.

Ese momento ha decidido convertirse en un mágico recuerdo, dónde su esencia sólo hace evocarnos a aquellos días en los que dejábamos de lado una deseada siesta, para poder quedar y disfrutar de ese intenso momento a café, un momento que evaporaba un aroma a amistad y reflexión. A confidencias y compañía. Dejarlo aparcado todo por ese instante de descanso y conexión entre tu y yo, y entre nosotros, un espumoso café con leche bien caliente para templar nuestro coloquio.

Y no importa que ahora no exista. Nos quedan los recuerdos de unos momentos inolvidables que seguramente volverán. No serán en los sitios habituales, pero volverán. Porque clandestino fueron nuestros momentos, pero clandestina no es nuestra amistad.

Y tú lo sabes. Por ti.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: